Y el curso se está acabando…

porque hasta Septiembre, no se acaba formalmente.
Como viene siendo ya tradicional desde este blog, es la hora de realizar una pequeña reflexión.
Una de las razones por las que escogí esta profesión es porque creía – como sigo creyéndolo firmemente – que era necesario que diferentes seres humanos tuvieran un conocimiento completo de aquella civilización que creó todo aquello que racionalmente humaniza y nos distingue del resto de seres vivos: los griegos enseñaron al espíritu humano que el cuestionamiento es intrínseco al Ser, mostraron la forma de articular palabras con tal de lograr expresar / enseñar aquello que se opina / piensa / cree de forma que quien escucha pueda entender y se produzca un intercambio óptimo, mostraron las diferentes “debilidades” que someten la racionalidad: nos mostraron y enseñaron a ser humanos.
Habéis escuchado a Fedra lamentarse por amar y cómo su Nodriza la consuela diciéndole que, al fin y al cabo, no hay nada más humano que amar; habéis presenciado – a través de las palabras de Homero- el combate entre Aquiles y Héctor; habéis sido testigos de excepción del reencuentro entre Penélope y Odiseo – gracias a Homero, por supuesto – y Pericles os ha enseñado qué era aquello que distinguía a los atenienses de los demás: la Democracia y, sobre todo y ante todo, habéis dilucidado por vosotras mismas que si las medidas que Clístenes llevó a cabo en Atenas siguieran vigentes, la democracia actual sería una ISONOMÍA y no una democracia en minúsculas.
Pero también habéis aprendido un poco de griego: declinaciones, participios, infinitivos, aoristos, perfectos…y cómo el sistema de la lengua griega está presente en la lengua que usamos para comunicarnos. Habéis aprendido que muchas palabras son de origen griego y, por tanto, habéis asimilado la presencia del griego en nuestra vida como habitantes del mundo del siglo XXI.

Por mi parte – a parte de una taza (jejejeje) – me llevo el haber visto cómo habéis ido aprendiendo todo esto, cómo os habéis “helenizado” y cómo iniciáis vuestro camino hacia el SER con una base griega, que no viene nada mal. Me siento más que satisfecha con eso.

Núria

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

11 respuestas a Y el curso se está acabando…

  1. Stefania dijo:

    Bueno, Núria como supongo que este será el último post que comentaré este año, debo decir que me ha gustado mucho. Como tus has dicho este curso ha sido nuestra iniciación hacia el griego y particularmente espero seguir porque ha sido increible. Gracias por todo lo que nos has enseñado y, seguimos cruzando los dedos para que el año que viene vuelvas a Peñíscola.. 🙂

  2. Mihaela dijo:

    Núria.. como mi amiga Stefania ha dicho seguramente este sea el último comentario que yo, también deje en este blog. Quería darte las gracias por todo lo que nos has enseñado, ha sido fantástico; como me gustaría que estuvieses al año que viene con nosotros.. nos librarías de la pesadilla de Vicenta.. pero en fin.. no hay nada más que decir, has sido nuestra maestra, nuestra amiga y nuestra hermana aunque tú lo niegues… lo único que queremos es que estés el próximo año aquí…
    Σ’αγαπώ!

  3. Belén dijo:

    Què gran mestra eres Núria

  4. Cx dijo:

    A les alumnes de Núria: heu tastat el mestratge en estat pur. Heu tingut una profe excepcional, sou afortunades. No hi perdeu el contacte. Jo no ho el perdré… Cx

  5. Stefania dijo:

    Jamás perderemos el contacto con ella! Yo al menos 😉 y ella ya sabe que dentro de un año, me convertiré en su sombra por toda Valencia 😀

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s